¿Cómo elegir un buen diseñador web?

¿Cómo elegir un buen diseñador web?

Guía para elegir el mejor diseñador web:

1. El primer aspecto en que tenemos que fijarnos a la hora de elegir el diseñador web ideal para nuestro negocio es para qué queremos crear un sitio web. Si lo hacemos únicamente para estar en Internet, sin más miras que poder poner una dirección web en las tarjetas de visita, entonces no sigas leyendo este post, porque creo que no necesitas ningún diseñador web, basta con que tú mismo o algún familiar un poco apañado te haga alguna web gratuita.

2. Descartando entonces el estar porque hay que estar, lo siguiente que tenemos que pensar es cómo conseguir muchas visitas y convertirlas en ventas, en clientes. Está claro que para ello lo principal es atraer a quines nos visitan. ¿Cómo? Con un diseño bonito, impactante, sorprendente, que llame la atención en positivo. Y para ello hay que recurrir a un diseñador web profesional con bagaje y experiencia.

3. Valorar el coste de la inversión: Tu sitio web no es un gasto, es una inversión, aunque esta suponga un coste económico. ¿Por qué es una inversión? Porque es la imagen que vas a dar al exterior (tu carta de presentación al público), te va a permitir darte de alta en buscadores para consiguir un buen posicionamiento orgánico, vas a poder lanzar ofertas con un alcance espectacular, etc. Por eso, hay que tener en cuenta el coste de oportunidad, ya que puede haber un diseñador web muy barato que te cree una web muy poco visitada, y que por tanto, sería una mala inversión.

 

Otros datos a tener en cuenta:

También en otro sentido, puedes encontrar un diseñador web que pertenezca a una cooperativa online o freelance y te ahorre bastante dinero teniendo idéntico resultado que si contrataras los servicios a una empresa de Marketing Digital con sede física. ¿Por qué? Por los gastos que conlleva el alquiler de su local, el tener contratados a los trabajadores a cargo de su empresa, etc, y todo eso, lo único que hace es encarecerte el servicio y no mejorarte la calidad del mismo, que es de lo que se trata.

4. ¿Te gusta los trabajos que hace? No puedes dejar de echar un vistazo con detenimiento a los distintos trabajos realizados por el diseñador web o empresa online, ya que te tiene que atraer su estilo, sus acabados, etc. Y nunca está de más el fijarte si hay valoraciones de usuarios en la propia web para ver hasta qué punto han quedado satisfechos.

5. Por último, también hay que tener en cuenta tanto la redacción de contenidos como el posicionamiento natural o posicionamiento orgánico de la página. Si tu web, una vez creada, no aparece en los resultados de los buscadores o está muy mal posicionada, nadie entrará en tu sitio web y por tanto, tampoco tendrá sentido el diseño, por bonito que sea. Por eso, hay que aclarar si te van a realizar la web incluyéndote la redacción de contenidos pensando en el posicionamiento orgánico o posicionamiento natural.

6. Servicios posteriores: No hay que olvidarse de preguntar si el diseñador web te dará soporte para dudas, cambios, necesidades, etc, que puedan surgir una vez terminado el proyecto. Conviene aclarar si entran dentro del presupuesto o si se presupuestan a parte, etc.

Compartir
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *