Que hay que tener en cuenta al crear un comercio online

Errores típicos del comercio online

Principales fallos al crear un comercio online:

1. Información incompleta o confusa: En un comercio online, a diferencia de una tienda física no existe el contacto directo entre el comprador y el vendedor. Por eso, la información para llegar a ser de las mejores tiendas online debe ser muy clara, con todo lujo de detalles. ¿En qué aspectos? En todo, pero especialmente, en las fotos, características del producto, precio desglosado (base imponible, iva, gastos de envío, comisión por pago contrareembolso, etc), forma de envío (transportista, tiempo de espera hasta la recepción, etc). Si hay algún aspecto que queda en el aire producirá desconfianza y nadie comprará en el comercio online con el riesgo que conlleva.

2. Pocas opciones de pago: Si queremos ser reconocidos entre las mejores tiendas online debemos para ello aportar muchas formas de pago. Cuantas más facilidades y tipos de pago demos, mejor. Al cliente éste es el aspecto que más le preocupa junto con la calidad del producto. Al ser un bien que no estás adquiriendo en el momento de manera tangible, sino a través de tu ordenador y que no lo recibirás en tu domicilio hasta pasados unos días, debes permitir el pago contrareembolso, con tarjeta de crédito, a través de Paypal (es la manera preferida por los usuarios), mediante transferencia bancaria, etc. Si sólo permites comprar de una o 2 opciones como mucho, tu comercio online irá mal casi seguro.

 

Otros errores evitables:

3. Política de devoluciones: No se nos puede pasar por alto bajo ningún concepto la posibilidad de devolver los productos adquiridos con el correspondiente reembolso del dinero. Hay que tener en cuenta que nunca han visto el producto ni lo han tocado, por lo que puede no satisfacerles por su aspecto real, tamaño, funcionalidades, etc. Además, debe estar por escrito en las condiciones qué procedimiento se seguirá a la hora de devolver el producto y quien asumirá los costes del mismo. Si esto no está claro o no hay devolución posible, nuestro comercio online fracasará y nunca estaremos entre las mejores tiendas online de nuestro sector.

4. Proceso largo y farragoso: Muchas veces cuando compramos artículos por internet te obligan a dar demasiados datos innecesarios, como tu fecha de nacimiento, el alias que quieres usar al registrarte como usuario, etc. Todo eso supone oportunidades para que el cliente se eche atrás y finalmente no compre nada. Las compras suelen ser impulsivas, por eso hay que crear pasarelas de compra rápidas y sencillas, que agilicen el proceso pidiendo rellenar lo mínimo imprescindible. Por supuesto, ni que decir tiene, hay que prescindir del registro previo para poder comprar, si quieres que tu comercio online sea rentable.

Compartir
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *